Lo público y lo privado

 Privatizar. Ésa es la solución mágica que los neoliberales (y otros que dicen no serlo, pero lo son…) han propuesto desde siempre. Y ahora más que nunca, aprovechando esta crisis/estafa que tiene al país en quiebra económica y sobre todo social.

“Lo público es un despilfarro. Lo privado es más eficiente.”, dicen. Falso. Si la sanidad no fuera sostenible, ninguna empresa privada querría hacerse con ella. Sólo lo rentable se puede privatizar. Por otro lado, lo público no necesita ser rentable, sólo sostenible; mientras que lo privado exige beneficios, que por lo general se consiguen empeorando el servicio y/o las condiciones de los trabajadores. Y por último, si lo público no es eficiente, es responsabilidad de quienes lo gestionan, que precisamente son los mismos que lo privatizan. La verdad de esta historia es que lo público es un servicio y lo privado, un negocio. Ni más ni menos. Un pingüe negocio para las empresas privadas… y para los que privatizan.

 Es la famosa puerta giratoria” entre lo público y lo privado. Entran por un lado y salen por el otro. Aunque prefiero la definición de Cayo Lara, que los llamó Caballos de Troya”. Eso es lo que son. Políticos al servicio del capital, que entran en política no para hacer un servicio a la sociedad, sino para desmantelar los servicios públicos a mayor gloria de determinados bolsillos, ya de por sí llenos.

 El último caso ha sido el de Juan José Güemes, exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Por entonces, se encargó personalmente de privatizar el servicio de análisis clínicos. Casualmente, el pasado agosto fichó por Unilab, la empresa que (también casualmente, claro) se ha hecho cargo de ese servicio. Ya sabemos a qué se refería Güemes cuando en 2008 dijo que “la Sanidad puede ser una gran negocio.”

 La maniobra es legal, sí. La ley marca dos años, y han pasado cuatro. Y Güemes ha dimitido del cargo, forzado por el escándalo mediático. Pero eso no tapa el olor a chanchullo. Al contrario, deja bien a las claras el porqué de esa obsesión en privatizarlo todo. Negocio. Dinero. Capitalismo, al fin y al cabo.

Imagen

  Devolver favores al privatizador de turno no es nada nuevo. Felipe González, que privatizó Enagás en 1994, es ahora consejero en Gas Natural, empresa beneficiada en aquella operación, a razón de 125.000€ anuales. José María Aznar, quien privatizó Endesa en 1998, es ahora consejero de ésta, por el módico precio de 200.000€ anuales. Ambos sin renunciar a su pensión vitalicia, que pagamos todos. Un caso reciente: Rodrigo Rato, que tras el desastre de Bankia ha sido premiado con un cargo de 100.000€ al año en Teléfonica/Movistar, la empresa que él mismo privatizó siendo Ministro de Economía del gobierno de Aznar.

 Podríamos seguir: Elena Salgado y Pedro Solbes (Endesa/Enel), Ángel Acebes (Iberdrola), Eduardo Zaplana (Telefónica), Abel Matutes e Isabel Tocino (Banco Santander), etc, etc… los vínculos entre quienes gobiernan y quienes ostentan el verdadero poder (es decir, el dinero), son más que evidentes. No nos extrañe entonces que las leyes que hacen los primeros sean siempre las que convienen a los segundos. No se muerde la mano que te da de comer, sobre todo sin es tan generosa. Y dejo una reflexión: el PP acaba de privatizar otra parte de la Sanidad madrileña. Los artífices: Ignacio González y Javier Fernández-Lasquetty. Veremos dónde trabajan (o de dónde cobran, mejor dicho) dentro de unos años. Se admiten apuestas.

 Éste, y no otro, es el porqué de las privatizaciones. El porqué de su empeño en que lo que es de todos pase a ser sólo de unos pocos. El porqué de que servicios básicos como la Sanidad pasen a manos de empresas privadas para las que la prioridad no es nuestra salud, sino sus beneficios. No es por el bien general, no es por la crisis, no es por sostenibilidad ni por eficiencia… Es porque, como dijo Escipión a los que traicionaron a Viriato, Roma no pagaba a traidores. Pero España sí.

11 pensamientos en “Lo público y lo privado

  1. Buen artículo. Me quedo mejor con la frase de Cayo Lara para definir esto. Son auténticos Troyanos, esto se puede definir tanto para un virus informático como para un virus social. En las elecciones vienes disfrazados de gente humilde, campechana, del pueblo con grandes promesas publicas y en beneficio de la sociedad, pero en realidad una vez abierto el e-mail antes de darnos cuenta ya nos han dejado sin lo que teníamos.

  2. Gracias por el análisis y por los datos, nítidos y esclarecedores. Falta alguna mención a CAPIO y a RIBERA, empresas relacionadas con la sanidad en las que,si todavía no está metido algún político relumbrón, sí hay familiares directos de los actuales dirigentes del PP y del gobierno. Corren correos con esta información, muy explícitos y claros.

  3. Como siempre, plasmando en palabras lo que pensamos muchos, gracias. A los borregos de este régimen, cuando les hablas de comunismo, aparte de venirles a la mente el diablo, los violadores de sus mujeres, las colas para comer, etc., también les viene a la mente la avolición de la propiedad privada. Bueno, pues después de lo que está privatizando este gobierno, y lo que privatizará como no lo paremos, (me viene a la mente la imagen de una guillotina, jeje), ¿se darán cuenta que en el sistema capitalista los únicos beneficiados de lo privado son un grupo reducido de personas?, ¿se darán cuenta que poseer un piso, un coche, una TV de 50″, etc, (aunque para ello nos tengamos que hipotecar nuestra vida, y con ello los únicos que salen beneficiados son los bancos, los cuales son del grupo que hablaba antes), no son más que migajas que nos dan para que nos sintamos libres y felices bajo su control?. No sé si esta gente se lo llegará a plantear algún dia, el nivel de aborregamiento en este pais es muy grande y los medios de comunicación allí estarán para impedirlo pero espero que no sea demasiado tarde y que las consecuencias no sean catastróficas para la sociedad. Pero si llega ese dia, allí estaremos para explicarles que el sistema más justo es el que mira siempre por el intéres de la mayoría de la población, no en el beneficio de cuatro HDP.

    • Iván, si coges a cualquier despolitizado y el explicas el comunismo sin usar la palabra comunismo, te dirá que está de acuerdo en casi todo. En cuanto le digas que eso es comunismo, se echará las manos a la cabeza. La campaña de criminalización de los medios capitalistas es intensa y contante, cuesta luchar contra eso. Pero hay que hacerlo, porque sino estamos jodidos (todos, no los comunistas).

      Abrazo.

  4. bueno ,como siempre…genial!.ya echaba de menos tus escritos.porque leerte es un gran gozo.ya que se de buena tinta que no te dejas llevar pr nada ni por nadie, solo por la verdad por muy chunga que sea, mi Enhorabuena una vez mas!

  5. Pingback: Lo público y lo privado « KOKACUB@

  6. Cuantos votantes antes de abstenerse en las elecciones de 2011 pensarían que la sanidad pública iba a estar ahí para siempre. Les parecería que era lo normal: vas y te atienden, tengas lo que tengas.
    No votaron en masa y ahora tenemos un gobierno de delincuentes que fue elegido por los 10 millones de votantes que menos entienden de nada, que encima son los más perjudicados por su propia elección.
    Espero que a hostias entiendan que no hay que votar a estos atracadores.

  7. Buenas, he llegado aqui de rebote, y me gusta

    “La verdad de esta historia es que lo público es un servicio y lo privado, un negocio”
    el que no entienda esto que se vaya al carallo, no merece la pena seguir explicándole nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s