La ciudad-asilo

Recuerdo que, no hace tantos años, mi pueblo era un pueblo vivo, alegre, activo, dinámico… de verdad que no hace tanto tiempo. En aquella época yo era un músico principiante adolescente, y no estaba solo. Ni mucho menos. Coincidimos una generación en la que los músicos aparecíamos como setas. Las bandas empezaron a nacer, crecer y multiplicarse, y la vida cultural y lúdica del pueblo se vió, lógicamente, beneficiada de ello. Había conciertos con cierta asiduidad, formamos una de las primeras asociaciones de músicos amateurs conocidas (AMIC, más tarde llamado MAI) y conseguimos que el Ayuntamiento se implicara en nuestra causa y empezara a promocionar eventos como la Mostra de Rock Blanenc, que a la larga acabaría convirtiéndose en el Festival Sa Costa Barraques.

Muchos somos los que desde entonces seguimos en la brecha. Y además, una nueva generación aún más numerosa y mucho más preparada que la nuestra ha aparecido para coger el testigo. Así, a día de hoy, puedo decir orgulloso que mi pueblo, con poco más de 40.000 habitantes, tiene casi con total seguridad el ratio de músicos per cápita más elevado del país. Muchas de las bandas, además, con una calidad asombrosa. Alrededor de 25 grupos en activo, de todos los estilos imaginables, se baten el cobre diariamente.

Además, aquella modesta Mostra que empezó como una oportunidad para que los grupos locales tocaran con unas condiciones dignas de vez en cuando, se ha acabado convirtiendo en uno de los eventos musicales de Festa Major/Barraques más prestigiosos de Catalunya. Una referencia por su calidad y su variedad de estilos, con propuestas para todos los gustos. Por nuestro escenario han pasado algunos de los mejores artistas nacionales e incluso algunos reputados artistas internacionales. Todo con un presupuesto ajustadísimo, y sólo gracias al trabajo desinteresado de la Associació de Barraques y todos los voluntarios. Además, este festival sirve para que muchas asociaciones del pueblo ganen algún dinero montando su barraca, dinero que les sirve para realizar sus actividades durante el año. No sólo es una ocasión para que la juventud se divierta, además es un imprescindible potenciador y dinamizador de la actividad de las diferentes asociaciones del pueblo, desde deportivas hasta políticas pasando por asociaciones vecinales o juveniles.

Qué bonito todo, ¿verdad? Pues no. Nuestro “querido” Ayuntamiento, desde hace ya unos años, se han empeñado en que Blanes debe morir. Siempre pioneros, auténticos visionarios, han decidido ir un paso más allá que el resto. A todos nos suenan las ciudades-dormitorio, llamadas así porque sus habitantes trabajan fuera y sólo están allí para dormir. Pues en Blanes, hemos dado otra vuelta de tuerca y hemos inventado un nuevo concepto: la ciudad-asilo. No hace falta que explique las razones para llamarla así, ¿verdad?: “No hagan ruido, no salgan que hace frío, un poquito de tele y prontito a la cama…” Ellos lo llaman “Pla de Convivència Nocturna”. Habrá que regalarles un diccionario para que aprendan el significado de la palabra “convivencia”, porque parece que no lo tienen muy claro. Yo prefiero llamarle “Proyecto de la Ciudad-Asilo de Blanes”, creo que se ajusta mucho más a la realidad.

Hasta ahora, el Festival Sa Costa Barraques se realizaba en el Campo de Fútbol Municipal, una zona cercana al centro pero sin excesivos vecinos colindantes, ideal para llegar a pie desde casi cualquier punto del pueblo. Las brillantes cabezas pensantes del Ayuntamiento (o mejor dicho, del equipo de gobierno formado por CiU y PdB), han decidido llevarse el Festival a la nueva Zona Deportiva, situada en las afueras de la ciudad. Para colmo, ni siquiera se han molestado en informar personalmente a los organizadores (insisto, jóvenes voluntarios que realizan gratis una gestión que costaría miles de euros de hacerla una empresa profesional), que se han tenido que enterar por la prensa. Esta decisión es el paso definitivo para lograr la conversión de Blanes en la primera ciudad-asilo, puesto que supone poner en peligro la principal (¿unica?) actividad musical para jóvenes que organiza el consistorio blandense, un festival que reune cada año a miles de personas.

Es una autética patada en el bajo vientre a Sa Costa Barraques. La nueva ubicación del evento está tan lejana a cualquier zona céntrica del pueblo, que inevitablemente va a provocar que los que se atrevan a ir a los conciertos, utilicen vehículos para desplazarse. Aquí vemos la doble irresponsabilidad del equipo de gobierno: por un lado, se potencia el uso de vehículos en días de elevado consumo de alcohol (de acuerdo que eso es una decisión personal, pero se supone que un ayuntamiento debería potenciar el NO uso del vehículo, y no lo contrario), y por otro no se tiene en cuenta que en esos días resulta imposible circular por Blanes debido al atasco producido por las miles de personas que visitan nuestro pueblo. Es decir: el que quiera ver los fuegos artificiales, que se olvide de ver el concierto. Como decía mi abuelo, “teta y sopa no caben en la boca”.

Claro que… ésto da que pensar. Porque hablamos del mismo ayuntamiento que, poco después de anunciar a bombo y platillo ser la primera ciudad “Gayfriendly” (“Amiga de los gays”), vetó un festival musical organizado por la asociación de gays y lesbianas GAYLESTOTS, por considerarlo “incompatible con la promoción de una imagen de turismo familiar y deportivo” que se pretendía vender… debe ser que los gays, ni tienen familia ni hacen deporte. Tal vez ahora pretenden algo parecido, que los jóvenes se vayan cuanto antes a las afueras del pueblo a esperar sus conciertos, para que así no den una mala imagen del pueblo a los visitantes… dos pájaros de un tiro: los cuatro vecinos de turno contentos (a ver si cuela y les votan), y nuestra nueva imagen de oasis pequeño-burgués, una vez limpio de gays, a salvo también de esos molestos jóvenes anti-sistema y su ruido infernal. Sé que parece una locura, pero con este ejecutivo y su obtusa manera de ver las cosas, todo es posible. Por surrealista que parezca.

Porque hablamos del mismo Ayuntamiento que, teniendo como ya he dicho más músicos por habitante que cualquier otro, sólo tiene dos miserables salas de ensayo municipales para cerca de 30 grupos. Y además son diminutas, están mal equipadas y peor acondicionadas. Y eso que nos costó 20 años de reclamaciones conseguirlas… El mismo Ayuntamiento que, en vez de aprovecharse de ser un hervidero cultural para ofrecer un plus a sus visitantes (turistas o de segunda residencia), se dedica a denegar licencias a los locales que pretenden hacer música en directo, o en su defecto a pedir cifras desorbitadas por esas licencias, cifras que hacen que sea más cara la licencia que el propio caché de los músicos. Delirante, pero cierto.

Desde aquí, como músico y como ciudadano de este cada vez menos habitable pueblo, quiero dar todo mi apoyo a la gente que organiza Sa Costa Barraques y que hoy han recibido esta noticia como un auténtico jarro de agua fría. Espero que esta decisión no ponga en peligro la viabilidad y la continuidad del festival, aunque mucho me temo que pueda ser así… porque sinceramente, dudo que el ya habitual éxito de público se mantega en la nueva ubicación.

Y como contribuyente, ciudadano y votante, le quiero decir algo al equipo de gobierno de mi ciudad: señores de CiU y PdB: si les gusta vivir en un asilo, les recomiendo encarecidamente que se vayan a uno cuanto antes, nos dejen en paz y nos devuelvan nuestro pueblo. Nuestro pueblo de verdad, no esta triste ciudad-asilo en la que lo han convertido. Su gestión es esperpéntica y su estrechez de miras no tiene precedentes. La vida nocturna y la posibilidad de una oferta cultural atractiva para el turismo (principal fuente de ingresos y de trabajo en una ciudad sin industria como la nuestra) están más muertas que Chanquete, a mayor gloria de su ineptitud. Y los movimientos sociales juveniles, asociaciones vecinales y deportivas, y el resto de agrupaciones que sobreviven gracias a los ingresos que consiguen en Sa Costa Barraques, al borde de la catástrofe para salvaguardar los intereses de unos pocos vecinos que no pueden soportar cinco miserables días de fiesta. Vecinos ejemplares, sin duda. Comprensivos y solidarios, merecedores de anteponer sus intereses al de toda la juventud blandense. Y para colmo, sospecho que la inmensa mayoría son gente de fuera del pueblo que vienen a su segunda residencia dos semanas al año; puesto que la gente del pueblo, salvo contadas excepciones, entiende que es fiesta mayor y son días especiales en los que hay que ser flexible y tolerante.

Nos vemos en las urnas, señores. O tal vez antes… porque espero que esto no quede así y la juventud de este pueblo agonizante responda como se merece a semejante atropello.

3 pensamientos en “La ciudad-asilo

  1. Vaya tela blanes, suerte que me fui a tossa😄 que tambien tiene sus cosas.
    Buenos recuerdos de la primera mosatra, Hard melody y Mortify. Conservas algo de grabado de esa epoca? molaria escucharlo que te cagas.
    Desde que vivo en tossa he ido 3 veces a blanes de marcheta y volvi a tossa asqueado, Mal rolloy musica mala😦. La cosa va por mal camino Miky.

    Saludos y una birras

  2. Movilizaos! Igual que habéis hecho ya con toda la costosa organización de las barraques, pues a lo mejor os toca juntaros para organizar una quedada divertida delante del ayuntamiento para intentar concienciar al pueblo, tomar una calle, etc…

    Por cierto, yo me quede flipando con la “zona blava” nueva que han impuesto al lado del campo de fútbol, si no me equivoco. Es que realmente se llena? xDd Ahora ya evito ir a Blanes a esa zona xd

    *Al final quitarán hasta los fuegos con la escusa que hacen ruido y molestan al vecindario…o los pondrán 10 km mas al fondo del mar? xDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s