ROBIN BECK – The great escape (2010)

Inauguro por fin la sección de música del blog. Como ya he dicho, soy músico, así que es inevitable que dedique una parte de mi tiempo a escribir sobre ello. A partir de ahora lo iré haciendo asiduamente. ¡No sólo de política vive el hombre!

Empezamos con un poco de AOR: ROBIN BECK. Esta cantante originaria de Brooklyn ha sido para mí, desde que escuché su disco “Trouble or nothing” en 1989, la voz femenina del AOR por excelencia. El pasado 2010 editó su último disco, “The great escape”.

Cabe destacar dos cosas de entrada: que a sus 56 años (muy bien llevados, dicho sea de paso) sigue manteniendo una voz envidiable; y que después de algunos devaneos por caminos mucho más pop (“Wonderland” o “Do you miss me”), en este disco vuelve a sus raíces de rock americano. Sospecho que su marido James Christian (House Of Lords), a la sazón co-productor, bajista y corista en este disco, tiene mucho que ver en esa vuelta a los orígenes que ya inició en su anterior disco “Livin’ on a dream” (2007).

Evidentemente, la producción es 100% american style: mezcla limpia, nítida y transparente como corresponde a un buen disco de AOR, y un mastering moderado que se agradece en estos tiempos de estrujar y destrozar sin piedad las mezclas en busca del máximo volumen a cualquier precio.

Musicalmente, “The great escape” tiene todo lo que debe tener un disco de este estilo: rock suave y comercial, con buenos estribillos pegadizos y excelentes coros (Everything is alright, Inside of me, The one), temas más guitarreros (The great escape, Got me feelin’ sexy), medio-tiempos elegantes (Baby I’m not a bitch), y por supuesto la balada de rigor (Don’t think he’s ever comin’ home), en este caso no especialmente inspirada.

Mención aparte merece el dueto con nada menos que Joe Lynn Turner (Deep Purple, Rainbow, Yngwie Malmsteen) en ‘That all depends’, en mi opinión el mejor tema del disco junto a ‘Got me feelin’ sexy’. El último tema del CD, ‘Till the end of time’, es también un dueto, en este caso con James Christian. No es que sea una mala canción, pero resistir la comparación con Turner no es precisamente tarea fácil.

El disco está co-producido por Tommy Denander, una suerte de Rey Midas sueco que lo que toca lo convierte en oro. Sólo hay que ver que ha trabajado con gente como Toto, BB King o Steve Vai y mirar su colección de premios para ver que no es un cualquiera. Y se nota, porque el disco suena de auténtico lujo. Denander, además de la producción, también se hace cargo de las guitarras. La práctica totalidad de los temas están firmados por la propia Robin Beck junto a Christian y Denander.

En resumen: si te gusta el AOR, es un buen disco. Pegadizo, guitarrero y con una voz para mi gusto perfecta para el estilo por más que pasen los años. Si no te gusta el AOR… casi mejor ni lo intentes.

Para los que siempre nos gustó Robin Beck, resulta agradable volverla a escuchar haciendo lo que mejor sabe hacer y alejada del pop insípido de su etapa anterior. Por supuesto, este disco no llega a la altura de “Trouble or nothing”, pero sí es un buen disco que merece al menos un par de escuchas. Por ponerle alguna pega, habría que decir que resulta en general bastante predecible y desde luego no es un prodigio de originalidad. Pero bueno, nadie dijo que el AOR se caracterice precisamente por su capacidad para arriesgar y sorprender.

Si no has escuchado nunca antes a Robin Beck, te recomiendo que antes de escuchar este “The great escape”, empieces a descubrirla por “Trouble or nothing”, verdadera obra maestra del Hard/AOR de finales de los 80 producida por el mítico Desmond Child y con colaboraciones de lujo como Paul Stanley (Kiss), Steve Lukather (Toto), Alice Cooper, Michael Anthony (Van Halen) o el inmenso batería Steve Ferrone (Marcus Miller, Jaco Pastorius, Aerosmith, Slash…), entre otros. Curiosamente, este discazo no está en Spotify, así que no puedo poner link. Que cada uno lo busque donde más le plazca.

Como no encuentro ningún vídeo del nuevo disco en Youtube, os dejo el link de Spotify y un vídeo de su canción más conocida (que no la mejor, como suele ocurrir), todo un súper-éxito allá por 1989. A los más viejos del lugar les recordará a cierto anuncio televisivo…

Robin Beck – The Great Escape [Spotify link]

Salud y música.

Miky Corregidor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s